Fotografías

Hay que admitirlo, la cantidad de fotos y videos que tomamos y compartimos con nuestros teléfonos celulares es abrumadora. Si bien muchas fotos son efímeras, hay otras que quisiéramos guardar para volver a ver en el futuro, pero encontrarlas después de un tiempo es una tarea casi imposible. Por suerte hay herramientas que nos facilitan la vida y la idea de este posteo es mostrarles una de ellas, que a mi me resulta y creo que a otros también les puede servir.

google photos

Hablo de Google Photos, un álbum digital bastante completo y fácil de usar. Sé que hay personas que prefieren no dar más información a Google de lo que ya le damos, y les entiendo, y si este es tu caso, este artículo no es para vos. Para el resto, esto es lo que se puede hacer con Google Photos:

google-photos-auto-backup

  1. Si usás Gmail, ya tenés Google Photos: no tenés que tener otra cuenta ni otra contraseña.
  2. Se puede usar en casi cualquier equipo: iPhone/iPads, Android, PCs y Macs.
  3. Una vez instalada la aplicación, puede configurarse para que automáticamente suba a la nube las fotos y videos que uno toma cuando el equipo está en WiFi (sí, también se puede configurar para que suba las fotos de una carpeta y no todas, así no suben todas esas fotos que “te envían” por Whatsapp).
  4. Podés hacer que las fotos y videos suban en una resolución “alta” sin pagar nada de dinero, o en su resolución original, en cuyo caso te conviene pagar por espacio adicional (el plan de 1TB que cuesta $120/año debería ser más que suficiente para la mayoría de la gente).
  5. También se puede configurar Google Photos para que las fotos/videos que suben a la nube sean borrados de la memoria de tu equipo de manera que no te ocupen lugar, y así podés seguir quitando más fotos y videos.
  6. Como tus fotos y videos están siendo respaldados a la nube constantemente, tenés una preocupación menos si se roba o se rompe tu equipo.
  7. Podés buscar las fotos por palabras clave: atardecer, cabalgata, playa, gato, fútbol, parque, abuelos, etc. Google Photos trata de encontrar eso que escribiste en las fotos (espectacular!)
  8. Si las fotos que tomás tienen activada la opción de GPS, entonces, podés buscar cosas como: fiesta en encarnación.
  9. Las fotos y videos son privados, pero podés compartirlos con tus amigos y familiares.
  10. Podés organizar tus fotos en álbumes si querés (y tenés tiempo) y podés compartir esos álbumes para que solo puedan ser vistos o para que otras personas también puedan contribuir al álbum con sus fotos.
  11. Las personas que se adhieren a tus álbumes compartidos son notificados cuando los actualizás, así por ejemplo tus familiares pueden ver las fotos que subís de tus vacaciones o de tus hijos.
  12. Si querés, podés editar fotos (rotar, cortar, ajustar brillo, contraste, aplicarle filtros).
  13. Siempre que tengas conexión a Internet, tenés todas las fotos y video que subiste, ya sea desde tu teléfono, tableta o PC, desde la aplicación o la Web.

En síntesis, es una gran solución para el problema de ocuparse de las fotos con una filosofía simple: set & forget (configurás y te olvidás).

Si te parece que te puede ayudar, descargá e instalá la aplicación en tu equipo usando los links más abajo:

y seguí las instrucciones que te da la aplicación para configurar cuando la aplicación se inicia.

Ojo: la primera vez que Google Photos suba tus fotos a la nube, va a tomarle un buen tiempo (capaz que días!), sobre todo si tenés muchas fotos y videos, pero obviamente vas a poder seguir usando tu teléfono mientras. Es súper importante en esta etapa que solo permitas la carga de fotos y videos vía WiFi, porque si no habrá plan de datos que aguante :-)

¿Te gustó? Contame que tal…

Anuncios

20 años

hands_holding_future_sig_450Un amigo me llamó a preguntar qué pensaba del Nexus 5. Le comenté que estaba por salir el Nexus 6 (code named “Shamu”), pero que lastimosamente todo indicaba a a que iba a ser un teléfono muy grande (cerca de 6″). Parece que “grande” es el tamaño de moda (a vos te hablo iPhone 6 Plus #cof, phablet, #cof).

En fin, le dije que a lo mejor le convenía ver el Moto G 2014 ya que por el precio era un teléfono decente. Pero quería una respuesta más definitiva, entonces, toqué el ícono del micrófono de Google en mi Android y dije: “nexus five versus moto g twenty fourteen”. En segundos apareció en la pantalla la interpretación: Nexus 5 vs Moto G 2014″ y varios resultados. El primero era justamente el resultado que estaba buscando.

nexus-5-vs-moto-g-2014

Como estaba con mi hija, le dije: “parece magia”. Y me quedé pensando en lo que había pasado: tomé una aparato sin cables, le hablé, envió mi voz a algún lugar donde decodificó mi voz, la convirtió a texto, hizo una búsqueda y me trajo la información que quería en segundos. Agregué: “Nena, impensable saber que pasará en 20 años…”

Y para hacer el ejercicio, vamos 20 años atrás: 1994. Amazon.com no existía, la Internet estaba en pañales (3 años del www), Google no aparecería hasta dentro de 3 o 4 años, Windows 95 y su botón de Start estaban en desarrollo (code name “Chicago”) y pasarían todavía 2 años más para que Internet llegara a Paraguay. Las PCs “decentes” tenían un procesador Intel Pentium de 66 MHz, 8 MB de RAM, discos de 340 MB y monitores de 15″ con  una resolución “SuperVGA” (800 x 600). Y con suerte podías conectarte a Internet a 9600 o 14400 bps (en los países donde había). En Paraguay, había celulares solo hace 2 años.

Hoy mi teléfono tiene una CPU de 2500 MHz, 3000 MB de RAM, almacenamiento de estado sólido de 64000 MB y una resolución “FullHD” (1920 x 1080), está conectado a Internet todo el tiempo a velocidades de más de 1.000.000 bps (o de 50.000.000 bps en países más avanzados). ¿Alguien se podía imaginar que lo que acababa de hacer (hacer una pregunta en lenguaje natural hablado y recibir la respuesta) sería rutina en 20 años?

Vamos 20 años más atrás: 1974. La era de la microcomputadora aún no había empezado: Microsoft y Apple no existían. El microporcesador, inventado por Intel, apenas tenía 3 años. IBM y los 7 enanitos eran los reyes de la computación. ¿Alguien en 1974 se iba a imaginar que Intel y Microsoft serían el estándar y que íbamos a estar usando una interfaz gráfica rutinariamente dentro de 20 años?

Estoy seguro que alguien hoy está en el lugar de Steve y Bill cuando vieron lo que estaba haciendo Xerox en los ’70s o de Jeff cuando dejó todo para vender libros por “Internet” o de Larry y Sergei cuando trabajaban en PageRank. ¿Será Mark o todavía no apareció?

No importa qué, en 2034 miraremos para atrás y veremos nuestros más codiciados smartphones y tabletas de hoy (iPhone 6, Samsung Galaxy S5, Moto X, iPad mini 3) como piezas de museo, tal como la PC Pentium con 8 MB de RAM de 1994.

No me queda la mínima duda que todo será smart: auto, ropa, casa, electrodomésticos, focos… La IoT (Internet Of Things) será tan común que el nombre será ridículo (¿alguien se acuerda de “information superhighway”?). En materia de comunicación celular estaremos por 6G o 7G (lo que sea que eso quiera decir) si es que seguimos usando esas siglas. Y ojalá encuentren alguna forma de mejorar las baterías.

¿Y en cuánto a servicios? No me da la imaginación. Pero de seguro será impresionante…