Video de Graduación

No sé porqué me pidieron que haga un video para la graduación del curso de mi hija. No sé si asumieron porque “sé de informática”, entonces “sé de editar videos y eso…”. De cualquier manera, me quedé pegado con la tarea y tuve que poner manos a la obra.

screen920x920

Primero, lo primero: conseguir las fotos de los chicos. Pensé en lo obvio: una dirección de correo electrónico para ir recibiendo las fotos. Pero la idea no me gustaba del todo porque requería organizar los correos, luego abrir el email y descargar los adjuntos. Tenía que haber algo más “moderno” y a la vez fácil de usar y “universal” (que no requiera que los padres estén suscriptos a algún tipo de servicio).

Siendo fan de Picasa (entre paréntesis, vivo con el temor que Google lo descontinue), decidí que era el camino adecuado, ya que permite entre otras cosas que se publique vía email (publish by email): En PicasaWeb generé una dirección de email, la que compartí con los padres para que puedan enviar sus fotos. El servicio (PicasaWeb) se encarga de extraer las fotos y colocarlas en una carpeta privada llamada Dropbox (no tiene relación con el servicio de www.dropbox.com). De esta manera, sin esfuerzo de mi parte, yo podía ver las fotos en la web (o en mi PC o mi teléfono) a medida que se iban enviando.

La aplicación de escritorio de Picasa permite sincronizar las carpetas locales y de la nube, de manera que cuando mi PC estaba prendida, las fotos que llegaban a la nube, bajaban a mi PC. Además, Picasa permite hacer ajustes a las fotos (recortes, cambios de brillo, contraste, saturación, ajuste de ojos rojos, rotación, etc.) sin alterar los originales. También, desde Picasa, eliminé fotos duplicadas o muy similares, fotos muy movidas, muy fuera de foco o muy oscuras y aquellas que no se adherían al criterio editorial que me auto impuse.

Yo esperaba una mayoría de fotos digitales, con útiles metadatos para poder entre otras cosas, ordenarlas cronológicamente, pero recibí una abrumadora cantidad de fotos de fotos impresas, fotos de Whatsapp y una que otra foto de imágenes en un monitor (?!). La minoría de fotos que eran digitalmente nativas tenían metadatos poco confiables (fechas de fotos inconsistentes por ejemplo).

Ante este escenario desesperanzador, probé ordenarlas en forma aleatoria, pero ver las fotos tan fuera de orden no fue una experiencia placentera.

Así que no tuve otra que construir una cronología aproximada a mano, arrastrando las fotos de un lugar a otro (Picasa permite este ordenamiento manual) con la ayuda invaluable de mi hija. Fue como armar un rompecabezas de más de 600 piezas fotos.

El siguiente paso era mantener el orden de las fotos y los retoques (recortes, cambios de brillo, contraste, saturación, etc), de manera que estos no se pierdan aún cuando las fotos sean tratadas por otros programas. Picasa permite exportar las fotos con sus mejoras anteponiendo un número de secuencia al nombre.

Para hacer el video con las fotos, quería un software que hiciera la mayor parte del trabajo solo. Adobe Premiere y otras herramientas pro de video, probablemente produzcan el mejor resultado, pero requieren una considerable inversión de tiempo y trabajo. Probé algunas alternativas más orientadas a consumidores, como Adobe Premiere Elements, Corel Video Studio Pro, Pinnacle Studio, iMovie, Microsoft Movie Maker, e incluso el propio Picasa. También probé soluciones online como Animoto y Stupeflix. Ninguna parecía suficientemente buena.

Al final, la que más me gustó es una aplicación para iPad llamada Replay (de los creadores de Stupeflix). Esta aplicación permite hacer videos muy buenos casi mágicamente, con efectos geniales como que la secuencia de fotos esté sincronizada con la música.

Habiendo decidido la aplicación de video, el siguiente paso era pasar las fotos de la PC al iPad. Apple no la hace fácil y le fuerza a uno a usar iTunes, una aplicación cuyo nombre e ícono se quedaron en el tiempo ya que actualmente no son representativos de su función, sin mencionar otros aspectos que no vienen al caso en esta ocasión.

En fin, pasé las fotos renombradas secuencialmente para mantener el orden en eliPad, pero la aplicación Photos del iPad, en su afán de ser mágica, cambió mi meticuloso orden por uno aparentemente cronológico basado en los metadatos de los archivos JPG (no me digas, ya sé: son tus fotos el problema, no el iOS). Peor, la aplicación Photos no tiene opciones de ordenar por otro criterio.

Supuse entonces que la solución para mantener el orden necesario era cambiar las fechas de las fotos. Por suerte tengo una aplicación para gestionar atributos de archivos llamada Attribute Magic Pro. Con esta aplicación para Windows pude cambiar los timestamps de los archivos en forma masiva y secuencial (fecha de creación, modificación, acceso, foto tomada, foto digitalizada) con una separación de 1 minuto entre cada una. Ahora, las fotos se podían ordenar en forma cronológica por nombre o por cualquier fecha.

De vuelta a pasar las fotos al iPad y oh! sorpresa: algunas fotos estaban fuera de orden de nuevo por culpa de los tags geográficos. Como eran unas pocas fotos las que tenían georreferencias, usé Picasa para remover los geotags.

Y por tercera vez volví a pasar las fotos al iPad. Esta vez, Photos mostró las fotos en la secuencia correcta. Replay también mantuvo el orden.

Ahora había que probar cómo iban a quedar las fotos en el video. Cuando traté de poner las casi 600 fotos en Replay, la aplicación se “quejó” diciendo que la máxima cantidad de assets (photos y vídeos) no podía ser más de 200 por video. Después de un maldecir un rato, decidí que iba a hacer 3 vídeos de unas 200 fotos cada uno y los iba a juntar con el mismo Replay o alguna otra app de video.

Replay hace que las fotos ocupen toda la pantalla, por eso las fotos verticales, que mostrarían 2 barras negras verticales a cada lado, son cortadas de manera que queden apaisadas y como resultado, en muchos casos, la foto dejaba de tener sentido, o se cortaban las cabezas de algunas personas. En estos casos, usé Photoshop para hacer algunos efectos como por ejemplo un collage de fotos verticales de manera que quedaran bien en forma apaisada. Para pasar las nuevas imágenes, tuve que hacer todo el circuito de nuevo: conectar el iPad a la PC con el cable USB, y sincronizar las carpetas vía iTunes.

El siguiente desafío fue la selección de música. Esto es relevante porque Replay sincroniza las transiciones de las imágenes con la música. Inicialmente había pensado usar VirtualDJ, la fantástica aplicación de DJ para PCs, para mezclar el soundtrack, pero al final como Replay no podía manejar todas las fotos en un solo video, descarté esa idea y decidí usar 3 vídeos independientes, cada uno con su música.

Algunas de las canciones que decidí usar tenían espacios al inicio y al fin que tuve que removerlos usando Audacity.

Después de ajustes aquí y allá en Replay con las fotos y la música, finalmente obtuve 3 videos que los junté usando iMovie en el mismo iPad.

Inicialmente pensaba distribuir el video en forma digital, probablemente en una carpeta de Dropbox o OneDrive, pero me pidieron que cada padre recibiera el video en un disco.

Entonces, no tuve otro remedio que degradar la calidad del video (el video originalmente era de una resolución de 720p) y hacer un DVD para que sea universalmente reproducible (asumiendo que todos tienen acceso a un DVD player).

Para hacer el DVD me rebusqué entre algunos programas del pasado y usé Nero Vision. Como sobraba mucho espacio, también coloqué en el DVD el video en HD y las fotos.

Finalmente, con ImgBurn hice una imagen del DVD y quemé los casi 100 DVDs para poder distribuirlos físicamente.

El toque final fue etiquetar los DVD con un diseño alegórico al acontecimiento, pero esta tarea ya no estuvo a mi cargo esta vez y no sé que herramientas usaron.

Fue una experiencia interesante, pero no sé si la quisiera repetir pronto. De todos modos, espero que algo de esto pueda servirle a otra persona a quien le toque un proyecto similar.

Lista de programas usados

  1. Recolección de las fotos: Picasa (Windows), usando publish by email y sincronización escritorio-nube.
  2. Mejoras de las fotos: Picasa (Windows), con sus útiles opciones de edición no destructivas.
  3. Ordenado: Picasa (Windows), gracias a su orden manual (drag and drop).
  4. Renombrado en orden: Picasa (Windows), gracias a su función de Exportar.
  5. Reordenado de fechas: Attribute Magic Pro (Windows), que permite un excepcional manejo de atributos de archivos en forma masiva.
  6. Eliminar Geotags: Picasa (Windows), filtrado de fotos con tags de geolocalización y eliminado manual (eran solo unas pocas fotos).
  7. Subir fotos al iPad: iTunes (Windows), no hay otra opción local :-(
  8. Ajuste de la música: Audacity (Windows).
  9. Edición de fotos: Photoshop (Windows)
  10. Edición de video: Replay (iPad), excepcional app para hacer un video “corto” de fotos y videos.
  11. Para juntar juntar los videos que hice con Replay: iMovie (iPad), aunque podría haber usado el mismo Replay.
  12. Para normalizar masivamente el nombre de las fotos que se iban a distribuir en el DVD: Bulk Rename Utility (Windows).
  13. Edición de DVD: Nero Vision (Windows)
  14. Imagen de DVD y quemado de DVDs: ImgBurn (Windows)
Anuncios